Azienda

La historia de la firma Olmi tiene sus comienzos en el año 1965 cuando Franco, en aquel entonces agricultor veinteañero en la empresa de familia, fabricó para sus viñedos una “azada rotativa” intercepas.

Las óptimas prestaciones de la máquina suscitaron un notable interés entre los vecinos y conocidos y rápidamente empezaron a llegar pedidos que, poco a poco, fueron incrementándose a punto tal que Franco Olmi ha tenido que iniciar a fabricar la azada en una cantidad suficiente para satisfacer las exigencias de los agricultores locales. Tras superar las dificultades iniciales, rápidamente el nombre OLMI inició a afirmarse entre Monferrato astigiano y Langa albese y los pedidos de azadas llegaron a niveles tales que la conducción a nivel familiar ya no podía satisfacer la demanda debiendo Franco aumentar su plantilla integrándola con jóvenes colaboradores.

En 1978 la azada rotativa gana el premio “Seguridad E.N.P.I.”, primer reconocimiento importante después de tantos años de sacrificios.

Hoy, la empresa Olmi es una sociedad colectiva, constituida por Franco y sus hijos, Sergio y Massimo, el primero responsable del sector comercial y el segundo del sector productivo.
La empresa ha atesorado la experiencia de décadas de trabajo, logrando transformar en tecnología los pedidos de un mercado cada día más exigente y específico.
La estructura, de tipo artesanal, permite un contacto directo con el cliente, permitiendo la personalización de las máquinas con accesorios particulares bajo pedido.

La actualización continua permite la producción de máquinas altamente fiables, tecnológicamente avanzadas y únicas en su tipo por lo que respecta la calidad de los materiales y el cuidado de los detalles. Productos originales e innovadores, pero de uso simple por parte del operador y siempre en el respeto de la naturaleza. La empresa tiene como finalidad reducir el impacto ambiental contribuyendo a una agricultura ecosostenible; de este modo, nacen equipos (desbrozadora – deshojadora – cultivadora) indispensables para quienes se aproximan a las producciones biológicas.

Olmi garantiza una asistencia constante al cliente para mejorar las prestaciones de las máquinas.